Resumimos aquí los cambios que consideramos más interesantes para nuestros clientes no residentes. Algunos de los cambios que se explican también afectan a los residentes, así que están en esta sección y en la de los residentes.

Cambios para mejor:

1.- Bajada en los tipos impositivos de los no residentes. Esto lógicamente reducirá el IRNR a pagar desde el año 2015 para todos los que alquilen propiedades, pero también para aquellos que mantengan la propiedad para uso propio. En este último caso, recuerde que el IRNR para el año 2015 se paga durante todo el 2016, por lo tanto, lo que pagará en el 2015 por IRNR será para el año 2014, y aún no tendrá este beneficio.

Estos son los tipos impositivos para los no residentes sin establecimiento permanente en España:

Tipos impositivos para los no residentes/año20142015Desde 12.07.152016
Residentes en la U.E.24.75%20%19.5%19%
No residentes en la U.E.24.75%24%24%24%
Para las ganancias de capital para todos21%20%19.5%19%

El alquiler de una propiedad nunca se considera un establecimiento permanente, excepto cuando se tenga al menos un empleado y sea necesario para ocuparse de ello (normalmente es necesario cuando son muchas las propiedades que se alquilan). Existe establecimiento permanente en España cuando se realiza una actividad empresarial o profesional desde una base fija en este país.

2.-  Si un contribuyente vende su vivienda habitual en España (en la que ha vivido más de 3 años como su primera casa) y se muda fuera de España y pasa la mayor parte del año de la venta en ese nuevo país, será considerado no residente de España para ese año. Los residentes de España siempre han tenido la posibilidad de estar exentos por la ganancia obtenida por la venta de su vivienda habitual si reinvierten lo que obtuvieron -en un máximo de dos años- en otra casa en la que también tienen que vivir más de 3 años. En caso de reinversión parcial, la exención se aplica al mismo porcentaje. La variación en la Ley se produce porque desde el 1.01.2015, si alguien que ha estado viviendo en España vende su vivienda habitual, por ejemplo en febrero, y se muda a otro país de la U.E. de inmediato y compra alli otra casa para vivir, reinvirtiendo todo lo que obtiene de la venta, entonces tampoco tendrá que pagar impuestos por la ganancia, a pesar de que sea un no residente para ese año. Si la reinversión es parcial, la exención también será parcial. No obstante, puede que sea mucho más interesante mantenerse en ocasiones como residente durante el año de la venta si se vende la vivienda habitual (alquilando otra casa durante unos meses más, por ejemplo), si Usted tiene más de 65 años, ya que los residentes que venden su vivienda habitual con más de 65 años no necesitan siquiera reinvertir para estar exentos.

3.- Los no residentes de España, que vivan en la U.E., y que hayan trabajado en España parte de un año, tendrán la oportunidad de pagar el Impuesto sobre la renta como los residentes en determinadas circunstancias, y, por lo tanto, usar los mínimos personales exentos. Esto podría ser de interés para contribuyentes de bajo nivel de renta que trabajen en España menos de 6 meses, no habiendo abandonado la residencia en su país de origen, cuando su ingreso en el país de procedencia haya sido muy bajo o nulo.

4.- El tipo impositivo para los “Establecimientos Permanentes” de los no residentes se reduce del 30% en 2014 al nuevo para las sociedades españolas (que será de un máximo de 28% en 2015 y de un máximo de 25% en 2014).

Cambios para peor:

1.- El coeficiente de actualización monetaria que se usaba para incrementar el valor de compra de las propiedades que se vendían –de forma tal que se paliara el efecto de la inflación- desaparece, lo que incrementa el impuesto a pagar siempre que se produzca una ganancia y se haya comprado unos cuantos años antes.

2.- El coeficiente de abatimiento que se aplica para reducir el impuesto a pagar en aquellas propiedades que se han comprado antes del 31.12.1994 ahora se limita a un total acumulado de 400.000 euros por contribuyente. Por lo tanto, ahora se tendrá que pagar más impuestos si la propiedad comprada antes de la fecha indicada se vende por más de 400.000 euros, o bien cuando el valor total de venta de varias propiedades vendidas desde 1.01.2015 –y que se hayan comprado antes de 1995- excede de los 400.000 euros, incluso cuando las propiedades se vendan en distintos años.

Cambios neutrales:

1.- Por primera vez el IRNR distingue entre personas físicas y personas jurídicas (sociedades), aunque en la práctica esto sea poco relevante.

2.- Aquellos no residentes que no tengan representante fiscal en España, y estén preparando y pagando los impuestos por su cuenta, tendrán la opción de pedir a la Agencia Tributaria que les envíe un borrador de su IRNR a pagar. Este no es el caso de nuestros clientes, que tienen a Marcos Cabrera S.L. como su representante fiscal, y que ya tienen la seguridad no sólo de que se paguen sus impuestos correctamente, sino también de tener la dirección de su representante fiscal para recibir cualquier notificación que sea enviada por la Agencia Tributaria, evitando así los problemas que se pueden tener al no recibir las comunicaciones de la Hacienda Española.